Biodiversidad

De acuerdo con el Convenio de la Diversidad Biológica, la biodiversidad o diversidad biológica comprende  la variabilidad de los organismos vivos, que forman parte de todos los ecosistemas terrestres y acuáticos. Incluye la diversidad dentro de una misma especie, entre especies y entre ecosistemas.

Además de su valor intrínseco, la biodiversidad es fundamental para la existencia del ser humano en la Tierra, debido a que es una fuente de recursos y presta servicios muy variados como nuestra alimentación, la capacidad productiva de los suelos, las fibras naturales, el agua que tomamos y el aire que respiramos. Estos "beneficios que obtenemos de la biodiversidad se conocen  como los servicios ecosistémicos o bienes y servicios ecosistémicos, y pueden clasificarse en; servicios de provisión, de regulación, culturales y de soporte.  La biodiversidad está estrechamente ligada a nuestra salud y al bienestar de las personas, constituyendo una de las bases del desarrollo social y económico.

Los impactos negativos sobre la biodiversidad alteran las funciones ecológicas vitales para todo el sistema. Para enfrentar como país esa situación, Chile cuenta con una Estrategia Nacional de la Biodiversidad, la cual se encuentra en proceso de actualización a  fin de mejorar las acciones orientadas a su protección, así como para promover el  uso sustentable de los ecosistemas.

Ecosistemas

La amplia extensión latitudinal del territorio chileno, sumada a su relieve, determinado principalmente por la Cordillera de los Andes y la Cordillera de la Costa, y a una marcada influencia oceánica, son fundamentales para comprender la variedad y diversidad de los ecosistemas del país[1] (MMA, 2014).

Sin embargo, pese a la importancia de la conservación de los ecosistemas, y al mantenimiento de los servicios que éstos proveen, los ecosistemas se encuentran constantemente presionados por el ser humano, y no existe un reconocimiento del valor de los servicios ecosistemicos, lo que constituye la principal amenaza para la conservación de la biodiversidad en el mundo (Evaluación de los Ecosistemas del Milenio, 2005).

Por estos motivos, es importante avanzar hacia el reconocimiento de los ecosistemas y los servicios que éstos prestan, como también avanzar hacia un manejo sustentable de estos.

Los ecosistemas son considerados un nivel jerárquico de la diversidad biológica o Biodiversidad, compuesto por especies y genes, su entorno abiótico y sus interrelaciones. Sus límites son una abstracción humana, para fines de estudio o de gestión. Podemos considerar una gota de agua o todo el planeta un ecosistema. Al diferenciarlos, podemos estudiar sus particularidades de composición, estructura, funcionamiento y servicios que prestan al ser humano, de soporte, de regulación, de provisión o culturales.

Ecosistemas terrestres

Para distinguir unidades ecosistémicas terrestres, internacionalmente, se identifican similitudes entre ellas, usando una combinación de variables, donde siempre se incluye características de las plantas, según la escala, porque son estructurantes de las relaciones entre quienes conforman una ecorregión, ecosistema o biotopo. Ese ejercicio que clasifica el espacio terrestre en unidades ecosistémicas se hace a diferentes escalas de análisis, para diferentes usos. Según la escala, en nuestro país reconoceremos Ecorregiones, ecosistemas y biotopos.

En Chile recientemente se han realizado esfuerzos por evaluar y monitorear el estado actual de los ecosistemas, entre estos se encuentra la aplicación de los criterios de la UICN para la evaluación de riesgo de los ecosistemas terrestres de Chile elaborada por Pliscoff en 2015. Este trabajo fue encargado por el Ministerio del Medio Ambiente y tuvo como objetivo evaluar a escala nacional la aplicación de los criterios de la UICN en ecosistemas terrestres, para determinar la aplicabilidad de la metodología en el país.

Bosque Nativo

Corresponde al bosque formado por especies autóctonas, provenientes de generación natural, regeneración natural, o plantación bajo dosel con las mismas especies existentes en el área de distribución original, que pueden tener presencia accidental de especies exóticas distribuidas al azar (Ley N° 20.283, sobre Recuperación del Bosque Nativo y Fomento Forestal).

Ecosistemas acuáticos continentales

Los ecosistemas acuáticos entendidos como ríos, lagos o humedales, cumplen funciones fundamentales para la existencia de la vida. Los humedales corresponden a susbsistemas límnicos integrados a las cuencas hidrográficas (Vila et al., 2006).

Internacionalmente los humedales abarcan todos los lagos y ríos, acuíferos subterráneos, pantanos y marismas, pastizales húmedos, turberas, oasis, estuarios, deltas y bajos de marea, manglares y otras zonas costeras, arrecifes coralinos, y sitios artificiales como estanques piscícolas, arrozales y salinas (Clasificación Convención Ramsar).

[1] Plan de Adaptación al Cambio climático en Biodiversidad, Ministerio del Medio Ambiente, 2014.


Más Información